InicioReunificación de créditosSobredeudaOtros créditosTestimoniosSimuladorGlosario

Las últimas subidas del tipo de interés y el gran uso de créditos personales para la adquisición de bienes y servicios han llevado a las familias españolas a sobre endeudamientos casi extremos. Es entonces cuando la reunificación de créditos puede aparecer como una solución y un alivio.


Una de las formas de obtener la reunificación es concurriendo al banco donde se tiene la hipoteca y tratar de negociar la ampliación del plazo de devolución. Este alargamiento del plazo implicará un aumento en el interés pero una reducción significativa en la cuota mensual.

Si su hipoteca ya se encuentra al tope máximo de plazo y no es posible alargarla, entonces puede pedir la subrogación de sus créditos personales sobre el crédito hipotecario y así aunque esta cuota aumenta un tanto, todos sus pagos se transforman en uno solo, ahorrando así los intereses de los préstamos personales que suelen ser más altos.

De aquí que las principales posibilidades son:
1) Ampliar el plazo de la hipoteca que se está abonando actualmente;

2) Ampliar el capital y el plazo del préstamo hipotecario actual y cancelar otros créditos y deudas;

3) Transferir el crédito a otro banco con nuevas condiciones cancelando los créditos que ya se poseen;

4) Realizar una cancelación total de todos los créditos incluido el hipotecario y solicitar un prestamo mayor tanto en capital como en plazo.

Para elegir cualquiera de estas posibilidades es conveniente primero hacer cuentas sobre los gastos existentes y luego asesorarse con las diferentes entidades.



» Volver