InicioReunificación de créditosSobredeudaOtros créditosTestimoniosSimuladorGlosario

Las vacaciones de verano junto con el regreso a la escuela de los pequeños se caracterizan por ser una época del año donde los gastos exceden del presupuesto mensual y pueden incluso superar las entradas. Es por esto que esta sea una buena razón para solicitar una reunificacion si ya desde ahora vemos que será difícil volver al ritmo normal.


Ya en los últimos años se ha visto que en septiembre y enero son los meses en los que la reunificacion sube sus índices de contratación, junto con la petición de información a cerca de donde y como es mejor contratar una reunificacion de préstamos que salde nuestras necesidades.

A esto hay que agregarle el aumento general de contratación de productos de reunificacion que se observa mes a mes desde que esta nueva opción de préstamo-credito fue lanzada al mercado hace unos años. Casi que no se han observado meses de baja o descenso en lo que al contratado de la reunificacion respecta.

El aumento de pedidos de reunificacion es producto directo del consumismo en las que se ven envueltas las familias durante las vacaciones y muchas veces no por propia elección. Los calurosos días y la falta de quehacer obligan a muchos a buscar entretenimientos a costos muchas veces mas altos de lo posible. La reunificacion ya ha entrado en la consciencia colectiva como una opción frente a estos gastos.

Estas dos semanas que quedan ante el comienzo de las clases son sin duda el momento para decidir si una reunificacion de prestamos es lo que necesitamos para empezar el año lectivo de nuestros hijos con el pie derecho.


» Volver